La era de la traducción. “La tarea del traductor de Walter Benjamin”, un comentario

Antoine Berman es sin duda una de las voces más lúcidas del siglo XX en torno a la traducción. En este volumen, bitácora clara y precisa en el océano de las traducciones, Berman combina su propia experiencia como traductor de Roberto Arlt y Roa Bastos con el estudio minucioso de algunas traducciones de referencia. Así, a contramano de la tradición de las bellas infieles que se impuso en Francia a partir del siglo XVIII, el traductor, para Berman, debe trabajar su propia lengua para albergar “maternalmente” al texto extranjero. La traducción y la letra fue publicado póstumamente en Francia en 1999.

Pushkin sátiro y realista

Eugenio López Arriazu Pushkin sátiro y realista. La influencia de la sátira en el realismo de Alexandre S. Pushkin Buenos Aires, Dedalus, 2014. ENSAYO-CRÍTICA LITERARIA Con ágil prosa y rigor analítico, López Arriazu conduce al lector por el apasionante mundo de la obra de Pushkin y nos ilumina sobre un aspecto que ha merecido poca…

Diálogo con Marc Augé

Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto. Estaba echado de espaldas sobre un duro caparazón y, al alzar la cabeza, vio su vientre convexo y oscuro, surcado por curvadas callosidades, sobre el que casi no se aguantaba la colcha, que estaba a punto de escurrirse hasta el suelo. Numerosas patas, penosamente delgadas en comparación con el grosor normal de sus piernas, se agitaban sin concierto.

La traducción y la letra o el albergue de lo lejano

Antoine Berman es sin duda una de las voces más lúcidas del siglo XX en torno a la traducción. En este volumen, bitácora clara y precisa en el océano de las traducciones, Berman combina su propia experiencia como traductor de Roberto Arlt y Roa Bastos con el estudio minucioso de algunas traducciones de referencia. Así, a contramano de la tradición de las bellas infieles que se impuso en Francia a partir del siglo XVIII, el traductor, para Berman, debe trabajar su propia lengua para albergar “maternalmente” al texto extranjero. La traducción y la letra fue publicado póstumamente en Francia en 1999.

Haciendas y castillos

Seducido por el sistema retórico de avisos inmobiliarios, Marc Augé logra adentrarse con su imaginación entre los muros de prioratos, casas solariegas y castillos y, sobre todo, en la vida de los hombres y mujeres que podrían habitarlos. La deriva de su argumentación —que adquiere forma de autoanálisis etnológico— lo conduce a trazar una “mitología hogareña” que conjuga lecturas de Rousseau, Nerval, Balzac, Stendhal y Proust con sus propias experiencias personales y profesionales. Así, la exploración de grandes propiedades en venta lleva al autor de la teoría de los no-lugares a reflexionar sobre el lugar por excelencia, la casa del hombre como objeto antropológico.

Ensayos sobre la violencia banal y fundadora

En la línea de Nietzsche, Durkheim, Simmel, Bataille y otros grandes pensadores, Maffesoli ve en las manifestaciones orgiásticas de la sociedad los desbordes necesarios para conmover los cimientos de lo instituido. La violencia, nos recuerda con serena sabiduría, es parte de la eterna lucha de fuerzas que definen el movimiento cósmico y social, y negarla, no asumirla, ha sido la pretensión del hombre moderno obsesionado desde siempre por controlarlo todo, por no dejar lugar al azar y al desborde de las pasiones. Ensayos sobre la violencia banal y fundadora fue publicado en Francia en 2008 y representa la tercera edición de la publicación primitiva La violence fondatrice (1978). Esta es su primera edición en castellano.

Crónicas de un amante de las ciencias

Con un estilo irónico, agudo y provocador, Bruno Latour redactó entre 1996 y 2001 para La Recherche una serie de breves crónicas en las que despliega todo su conocimiento sobre la práctica científica actual. Calcomanías en Texas donde Jesús devora a Darwin, el acta de defunción de la Ciencia, una momia que enferma tres mil años después de muerta. A lo largo de estas páginas, Latour desmonta mitos, denuncia imposturas, lee y crítica sin concesiones a sus colegas y alza su voz en medio de las controversias con la vehemencia y la pasión de un verdadero “amante”. El resultado es un rico entramado de ideas e interrogantes que tiene una premisa fundamental: hoy todos hacemos política científica.

El problema de la lengua poética

Tinianov ha teñido con una fórmula agraciada toda la crítica literaria argentina de los últimos tiempos. El “sistema literario”, concepto poco comprendido y usado como el comodín vago de una incierta metáfora, permeó no solamente los discursos orientados hacia una sociología de la literatura, sino aquellos otros que trataban de pensar más estrictamente el objeto de la crítica literaria. El problema de la lengua poética (escrito en 1923) es un necesario prolegómeno hacia las posiciones teóricas maduras de Tinianov, que giraban en torno de las nociones interrelacionadas de sistema y función, moldes dinámicos con los que pensaba aquello que sería el centro de la nueva concepción formalista: la historia literaria.